• Español
  • Suscripción

Consejos, actualidad, promociones, novedades...

Hay que mimar al mármol

Bello, suave, atemporal, el mármol da la sensación de fuerza y resistencia, pero, aunque es un material robusto, también es algo delicado porque su naturaleza porosa hace que absorba las manchas y reaccione ante sustancias ácidas. Además, se raya con mucha facilidad. Pero eso seguro que ya lo sabíais, ¿no?

A la hora de limpiar las superficies de mármol hay que tener mucho cuidado. Tenemos que utilizar siempre un paño suave y humedecido con agua en la limpieza y mantenimiento diarios. Si queréis hacer una limpieza más profunda os recomendamos que utilicéis algún producto específico para el mármol o, también podéis hacer uso de jabones neutros. Lo ideal es hacer limpiar la superficie a fondo de vez en cuando con una esponja humedecida en agua caliente y un jabón neutro y acabar secando el mármol con un trapo para que brille. Para conseguir un resplandor máximo se puede utilizar un producto pulidor que debe aplicarse siguiendo las instrucciones.

En el caso de que, ¡horror! haya alguna mancha en el mármol no desesperéis. Probad a humedecer la mancha con agua y frotar suavemente. Si no sale podéis recurrir al bicarbonato. Mezcladlo con agua haciendo una pasta que debéis poner encima de la mancha. Dejadla actuar unos minutos y retiradla con un trapo húmedo.

Como siempre, os dejamos nuestros consejos pero, seguro que vosotros tenéis vuestros propios trucos, esperamos que los compartáis con nosotros. 😉

Superficies mármol

Leave a Reply