• Español
  • Suscripción

Consejos, actualidad, promociones, novedades...

Hogar a punto con una limpieza a fondo

La primavera es un buen momento para una limpieza a fondo que dará un aire renovado a tu hogar. Si no has podido hacerla todavía, aprovecha estos días previos a la llegada del verano, porque el calor va a empezar a apretar y no es buen compañero para estas labores. Eso sí, hazlo con calma, tómate tu tiempo.

El primer paso, fundamental en estos casos, es organizarse. Así que piensa primero por dónde vas a comenzar, y aprovecha, mientras, para ir ventilando tu casa.  Abre las puertas y ventanas que procuren una corriente de aire renovador y verás como te ayuda a decidir por dónde empezarás y a preparar todo lo que necesites (bayetas, trapos, esponjas, aspiradora, escoba, fregona…). Ah, y te dará energía.

Lo más recomendable es comenzar por ordenar y quitar el polvo. Te aconsejamos que hagas una limpieza de paredes y techos. Si estos últimos son lavables utiliza un jabón neutro y agua. Cambia las alfombras, cortinas, cojines, ropa de cama, edredones…, por otros con tejidos más frescos y adecuados para esta época del año. Aprovecha para lavar los que has quitado y guárdalos bien almacenados y protegidos del polvo. Pasa el aspirador a fondo por los sofás con el accesorio para tapicerías, insistiendo en los reposabrazos y en la trasera. Dale la vuelta a los colchones y pasa bien el aspirador por todos los rincones, aunque tenga funda antiácaros. Lava las almohadas sin centrifugar, en un día soleado y deja que se sequen al aire.

Limpia los interruptores y enchufes con un paño húmedo bien escurrido y si hay manchas quítalas con con un algodón mojado con alcohol. Has de limpiar también las lámparas y bombillas. Apagadas, quítales el polvo con un plumero y retira las manchas con un paño húmedo con limpiacristales o agua y amoniaco. Si puedes, desmonta las distintas partes y limpia a fondo.

En la cocina habrá que emplear algún producto quitagrasas. Para los frentes de los armarios te irá bien un poco de lavavajillas, o de amoniaco diluidos en agua; aclara y seca rápidamente con un paño suave para que no queden marcas. Retira todo lo que tengan en el interior de la despensa y armarios y pasa una esponja con detergente para limpiar y desinfectar.

 

Leave a Reply