• Español
  • Suscripción

Consejos, actualidad, promociones, novedades...

Limpiar cristales en un santiamén es posible!!

Esta es una de las épocas del año en las que más limpiamos, sobretodo las ventanas y cristales de casa. El polen, la grasa, la lluvia, la suciedad… nos complican la tarea, pero no desesperes, aquí tienes unos sencillos trucos  para conseguir cristales limpios y relucientes, y sin marcas, en un periquete.

Lo primero que te aconsejamos es limpiar los cristales en días nublados, con el sol el limpiador se seca en la superficie y deja huellas y la lluvia impide la labor.

Utiliza un pulverizador para preparar un limpiador casero a base de vinagre blanco (una parte) y agua tibia (cuatro partes). Pulveriza la mezcla sobre el cristal y extiéndela con un trapo o esponja. Limpia con una bola de papel de periódico o con una bayeta de microfibra seca.  Hazlo deprisa para evitar que la mezcla se seque sobre el cristal y deje manchas. Otra opción es simplemente limpiarlos con amoniaco.

Si tienes que eliminar alguna huella dactilar de los cristales, diluye un poco de alcohol en agua y moja papel de cocina en esta mezcla. Frota la marca y seca a continuación con papel de periódico o una bayeta de microfibra.

Para limpiar las ventanas de la cocina y eliminar la grasa acumulada has de utilizar amoniaco y papel de periódico, trabajando de arriba hacia abajo y con movimientos rápidos. Si estos cristales están muy sucios te vendrá muy bien utilizar un producto desengrasante, como el de fregar los platos.

cristales

 

Leave a Reply